Abajo va el texto entero en español y en inglés.

El comunicado está adjunto también en formato PDF:

Comunicado 19 abril Somos Muchas ESPAÑOL

Comunicado 19 abril Somos Muchas ENGLISH

DECISION SALVARÍA VIDAS DE MUJERES Y NIÑAS EN HONDURAS

Esta semana, los políticos tienen la oportunidad de instituir un avance tremendo para las niñas y las mujeres en Honduras. Están finalizando un nuevo Código Penal—el primero en 33 años. Una comisión de diputados discutirá este instrumento legal y tienen en sus manos la posibilidad de despenalizar la interrupción del embarazo en tres casos excepcionales:

  • Cuando la vida de la mujer está en peligro;
  • En casos de violación e incesto; y,
  • Si el feto no tiene posibilidades de vida.

En un sondeo realizado por la firma Le Vote, el 62 por ciento de los hondureños apoyaron la despenalización por estas tres causales. Es un avance que se requiere urgentemente: Honduras es uno de los 7 países en el mundo que penaliza totalmente la interrupción del embarazo. Según las Naciones Unidas, eso es una forma de tortura.

Actualmente, una mujer con cáncer no puede interrumpir un embarazo ni aún para acceder al tratamiento que le salvaría la vida. Una niña de 10 años, víctima de violación, tiene que arriesgar su vida para dar a luz. Aún si se sabe que el feto morirá al nacer, una mujer tiene que seguir con su embarazo y podría sufrir trauma emocional y físico.

El Colectivo Somos Muchas elaboró la propuesta para cambiar esta realidad. Somos Muchas es una plataforma de más de 20 organizaciones en Honduras, además de mujeres y feministas independientes, que apoyan la libertad y la vida de las mujeres. Líderes religiosas, profesionales de la comunidad legal, profesionales de la salud, activistas por la diversidad sexual y trabajadoras sexuales son algunas de las integrantes.

Somos Muchas trabaja en un país con altas tasas de pobreza, violencia e impunidad: en 2015 en Honduras, se presentaron 2,200 denuncias de violencia sexual y cada año, más de 900 niñas entre 10-14 años quedan embarazadas por una violación. Casi nunca se penaliza a los culpables. De todas las muertes maternas que ocurren cada año en Honduras, al menos el 20 por ciento podrían evitarse si el aborto estuviera despenalizado para proteger la salud de las mujeres.

~*~

Para coordinar una entrevista o conseguir más información, favor de contactar:

Neesa Medina, Coordinadora de Comunicaciones

+504-2251-0459

cdm@derechosdelamujer.org

Facebook, Twitter, Instagram y YouTube: @SomosMuchasHN

www.somosmuchashn.wordpress.com

 

DECISION WOULD SAVE LIVES OF WOMEN AND GIRLS IN HONDURAS

 This week, politicians have the opportunity to make a tremendous advance in favour of girls and women in Honduras. In finalizing the first penal code in 33 years for the country, a committee of politicians will debate this legal instrument and and have the ability to decriminalize the interruption of a pregnancy in three exceptional circumstances:

  • If a woman’s life is in danger;
  • In cases of rape or incest; and,
  • If the fetus has no possibility of life outside the womb.

According to an opinion poll conducted by the firm Le Vote, 62 per cent of Hondurans support decriminalization under these three circumstances. This long-overdue update of the penal code is urgently needed: Honduras is one of the seven countries in the world in which the interruption of a pregnancy is completely prohibited. The United Nations equates a total ban of this kind with torture.

Currently, a woman with cancer cannot interrupt a pregnancy even to access life-saving treatment. A 10-year-old rape victim must risk her life to give birth. When a woman learns her fetus will die at birth, she must finish the pregnancy and risk physical and emotional trauma.

The Somos Muchas (We Are Many) Collective developed the proposal that seeks to change this reality. Somos Muchas is a platform made up of over 20 organizations in Honduras, as well as independent female and feminist activists, that supports the life and liberty of women. Religious leaders, legal and medical professionals, sexual diversity activists and sex trade workers’ rights groups are among the members.

Somos Muchas operates in a country with high rates of poverty, violence and impunity: in 2015 in Honduras, there were 2,200 reports of sexual violence; each year, over 900 girls between the ages of 10 and 14 are pregnant by rape. Perpetrators are rarely found guilty. Of all maternal deaths that occur every year in Honduras, at least 20 per cent could be avoided were abortion decriminalized to protect a woman’s health.  

~*~

To arrange an interview or for more information, please contact:

Neesa Medina, Communications Coordinator

+504-2251-0459

cdm@derechosdelamujer.org

Facebook, Twitter, Instagram y YouTube: @SomosMuchasHN

www.somosmuchashn.wordpress.com

 

 

Anuncios